20 Años de Foto

20 Años de Foto

Eikon ha recorrido 20 largos años, los cumple en un ambiente no peor de aquel en el que nació: sorteando crisis económicas. Eikon, de Eloy Valtierra, llegó al mercado de la imagen entre el movimiento Zapatista, los fraudes electorales, la muerte de Colosio, la crisis económica, el efecto “Tequila” y demás situaciones tensas, no sólo para el periodismo mexicano, sino también para el país en todo su conjunto.

Eloy, fotoperiodista con formación en ciencias biológicas pero con una cercanía a la imagen fotográfica desde pequeño, junto con su hermano Pedro se vieron entrelazados en la historia que hoy se convierte en parte fundamental del fotoperiodismo. La situación del país ameritaba rapidez, sutileza, fuerza, audacia pero sobre todo personalidad; no es fácil ser fotógrafo, y menos en uno de los países, para ese entonces, en que acunaban desapariciones, masacres y problemas políticos que hasta el momento han hecho eco en la historia y que desafortunadamente no han cambiado.

marcos-EZLN

Innovación

Eikon se vio envuelto en una mística diferente a las demás agencias. Eloy Valtierra decidió que convertir su proyecto en un lugar para aprender constantemente. Es por ello que la agencia es la única que se dedica a forjar a fotoperiodistas, a impulsar a la juventud para volverse reportero gráfico.

DISTURBIOSPero así como la situación de país cambia constantemente, las herramientas de toda agencia fotográfica, periódico, revista o cualquier otro medio de comunicación, también debe evolucionar. Fue en esta circunstancia que Eloy dio otro giro a su agencia, que aunque pequeña, tarde o temprano se daría cuenta que aportaría nuevas herramientas a su entorno; la innovación fue la característica que le dio resultado.

Uno de los puntos claves de la agencia fue que en su momento esta “digitalizó la imagen”. La tecnología, la juventud y la imagen fueron los conceptos principales para que Eikon permaneciera sin antagonismos, dentro de la tendencia fotográfica, pues no sólo revolucionó en el aspecto de la digitalización, sino también en el concepto de agencia.

FUTBOLFIDEL VELAZQUEZ

 

En ese entonces eran pocos los cursos que pretendían forjar periodistas o fotógrafos, por lo que Eikon empezó a inclinarse hacia la enseñanza directa, como en su momento Eloy lo comentó: “La agencia es un semillero de fotógrafos”, fue así como estudiantes, pasantes, universitarios o jóvenes sin el tronco comunicacional entraban como aficionados y salían fotógrafos completos que han llegado a periódicos importantes a nivel nacional. Seguían entrando, y siguieron saliendo.

CALAVERA 2

IFE

 

 

 

 

 

 

 

 

El ambiente que se ha pretendido con respecto a la fotografía ha sido autodidacta. Hay cierta asesoría sobre la imagen, lógicamente Valtierra guiaba a los fotógrafos que iban llegando a dominar la técnica fotográfica, así como la edición y en todo momento él sabía que no era para que permanecieran el resto de la vida profesional en Eikon, sino más bien para que en cuento estuviesen listos, esos fotógrafos y fotógrafas evolucionaran junto con sus proyectos personales y salieran al mundo periodístico con más herramientas que con las que habían incursionado o egresado de la universidad.

JORGE CAMPOS

JORGE CAMPOS3


La realidad del fotógrafo

Para la agencia, lo principal es tener carácter y sencillez aunadas a la motivación, la actitud y la libertad de poder “mirar” hacia donde se quiera, con la seguridad de que la única censura es la que “uno se le da a sí mismo”, ya que como en todo, la fotografía conlleva un proceso que está intrínsecamente ligado a la diversidad tanto de la imagen como de la sociedad. Eikon ve la fotografía como un producto social, la más contemporánea de la expresiones humanas y cuando se realiza bien puede tener impacto en la sociedad, pues a pesar de que la foto no ha llegado al nivel máximo, Eikon es un esfuerzo en ese sentido, la ignorancia de los menos en el mundo fotográfico es el origen de la mayoría de los conflictos del gremio.

El fotógrafo es elemento de la realidad social que retrata, es pieza relevante del proceso e irremediablemente es parte del resultado, pero no sólo eso, Eikon exige a sus fotógrafos que sean capaces de narrar historias con la imagen, dado que la verdadera foto no es sólo apretar el botón en un instante preciso, sino tener la capacidad de narrar con la imagen lo que no se puede decir con palabras. Para ello, se necesita conocer el contexto, saber qué dicen los periódicos, tener una postura neutral al momento de reproducir la información, pues el punto es dar a conocer lo que se piensa o se siente ante lo que está sucediendo en el mundo.

MANIFESTACION2REFUGIADOS

“La fotografía es la que habla, no el fotógrafo”

Otro requisito indispensable para el fotógrafo que aprende en Eikon, es la sensibilidad ante los hechos sociales, ser capaces de diferenciar entre una foto buena y otra con intensión, pues aunque ambas informan, no son iguales. Es por ello que los proyectos de los integrantes de Eikon siempre han sido bien recibidos, instruidos y en su momento han introducido en la edición fotográfica, la práctica diaria del proceso fotográfico desde la imagen creada en la mente, hasta el momento de la publicación, concepto integral que sólo en Eikon se aprende, demuestra que en cada foto creada se aumenta un escalón más en el saber de la fotografía, “…el fotógrafo se vuelve más humano, entre mejores fotos hace…”, comenta Valtierra.

MANOL3DIEGO   OSWALDO SANCHEZ

Lo que sigue en Eikon amlo

“Somos producto de todos los otros fotógrafos y de sus fotografías, ellos son parte de nuestra historia. Hay Eikon para rato, nos falta mucho por aprender, hay nuevas historias qué contar, pero más ganas de trabajar”

VOTACIONES 6
Al hacer un recuento de estos 20 años, el director y editor en jefe de Eikon comenta que a pesar de que ha habido varios puntos clímax en la agencia, aún espera sorpresas, pues luego de ver que tantas y tantas generaciones han salido de esa puerta negra, pareciera ser que lo mejor esta por suceder.

RAMON RAMIREZCon una extraña mirada, Eloy recuerda a los primeros chavos que llegaron a la agencia: Ernesto Moreno y Abdel Meza. Los primeros en pisar suelo eikoniano, los primeros que se convertirían años después en colegas de quien en su momento les enseñó, regañó y otorgó una visión diferente de la fotografía.

Texto: Quetzalli Blanco

 

 

 

VOTACIONES 7

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest