Año viejo, año nuevo…

Año viejo, año nuevo…

Cena familiar, campanas al vuelo, 12 uvas, vino espumoso, abrazos y música son parte del escenario de una tradicional celebración de Año Nuevo en México. Como en el resto del mundo, los mexicanos se reúnen con sus seres queridos, familiares o amigos para celebrar lo que han compartido en el año que termina y desear uno mejor para todos.

añonuevo7

En algunos hogares existe la costumbre de ir a Misa de Gallo, o ir a misa el día 1 para agradecer lo que nos dejó al año anterior y pedir que nos vaya bien. A diferencia de la Navidad, últimamente esta fiesta no es tan familiar, ya que muchos prefieren celebrarlo en bares y restaurantes.

Además los gobiernos estatales también organizan fiestas masivas en lugares públicos, como la Plaza de la Constitución (Zócalo) o en el Monumento a la Revolución, en la ciudad de México, o en el Parque Fundidora, en Monterrey, Nuevo León.

añonuevo5Por lo que respecta al menú de la Cena de Año Nuevo, es de comentar que no varía mucho, ya que se compone en general de pavo relleno, bacalao, romeritos, caldo de camarón, pierna de cerdo, lomo adobado, ensalada de manzana, pasta, postre e incluso pozole

añonuevo13Quienes celebran en casa comparten muchos rituales provenientes de diversas culturas del mundo. Es muy común que en el momento en que comienza la cuenta regresiva para recibir al Año Nuevo, se consuman 12 uvas, representando 12 deseos; que se esparzan lentejas al rededor de la puerta, como símbolo de abundancia; que se barra hacia el exterior de la casa, anhelando que todo lo malo del año anterior salga de ella, o que esa noche se usen prendas íntimas de color rojo para atraer el amor, o de color amarillo para atraer al dinero…añonuevo
añonuevo8

Hay por supuesto muchas variaciones a nivel regional y también dependiendo si es en ciudad o en las comunidades agrícolas, pero se puede decir que en los estados se puede observar que, por ejemplo, en Yucatán hay una tradición muy interesante, ya que el 31 de diciembre la gente crea un muñeco que tiene características de viejito, y lo tienen en la calle esperando a que termine el año y al dar las 12 de la noche lo queman despidiendo al año.

En Michoacán, se celebra el fin de año con una quema del año nuevo el día 31 de diciembre.

Veracruz festeja al Año Nuevo en la barra más grande de México: el boulevar, donde se dividen espacios diferenciados para bailar diferentes sones de todo el país que van desde el danzón y mariachi, hasta la música dance o popular de otra nación.

También en esa entidad, después de la Navidad, se presenta otra tradición muy parecida, pero con un canto diferente; es llamado “El Viejo”, donde los niños se disfrazan de un anciano con barba blanca, bastón y encorvados, representando al año que termina.

En Oaxaca se acostumbra romper la  vajilla de barro, ya que así se obliga uno a obtener una nueva vajilla, y eso da idea de que hay que tirar lo viejo para comprar y ocupar lo nuevo.

RECALENTADO

Eso sí, el “recalentado” es una tradición muy arraigada en todo México, muy acorde al carácter generoso del mexicano, y también a la deliciosa gastronomía nacional. Y consiste simplemente en compartir a la mañana siguiente lo que quedó de la cena con los mismos u otros invitados. Se afirma que el “recalentado” es más sabroso que la cena misma.añonuevo11

Sin embargo, en México aún se realizan otros rituales cuyos orígenes se remontan al periodo prehispánico. Las diversas culturas que habitaron lo que hoy es el territorio mexicano también celebraban el fin de un ciclo y el comienzo de otro, que no necesariamente tenía la duración de un año actual. Y aunque cada una de ellas tenía sus propios calendarios y sus rituales, en general compartían algunos conceptos y elementos fundamentales.añonuevo1

añonuevo4Por un lado, los mayas, aztecas y otras culturas prehispánicas de México concebían el tiempo de una manera muy distinta a la actual. Para ellos, el tiempo no era lineal, sino cíclico. Esto es, cada determinado periodo, los acontecimientos más importantes se repetían, como las estaciones y los movimientos de los astros, como los periodos de guerra, los temidos años de sequía o las devastadoras inundaciones.

añonuevo6Por eso es que los antiguos mexicanos eran grandes observadores de la naturaleza y tenían incluso varios calendarios, como el religioso y el agrícola, que determinaban todas las actividades de cada sector de la sociedad, desde la siembra, hasta los momentos más propicios de hacer la guerra.

Texto: Rubén Arizmendi

Fotografías: Carolina Valdivia

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest