El inolvidable Juan Rulfo a 30 años de su muerte

El inolvidable Juan Rulfo a 30 años de su muerte

Este 7 de enero se cumple el 30 aniversario luctuoso de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, conocido como Juan Rulfo, quien era un escritor que con una breve obra se constituye en un pilar de la literatura mexicana y universal; publicó su libro de cuentos El llano en llamas (1953), compuesto de 17 pequeños relatos, y la novela Pedro Páramo (1955).

Las dos historias referidas fueron llevadas al séptimo arte, pero independientemente de estas adaptaciones, Juan Rulfo escribió argumentos y textos poéticos que sirvieron de base a las cintas El despojo (1960), El gallo de oro (1964) y La fórmula secreta (1964).JRulfo

Para el cortometraje El despojo, dirigido por Antonio Reynoso, de 11 minutos de duración, Juan Rulfo creó completamente el guión y el argumento, para ello el escritor mexicano recreó incidentes y urdió diálogos sobre la marcha, en dicho material participó el actor Jorge Martínez de Hoyos.

La fórmula secreta (1964), también conocida como The secret formula o Coca Cola en la sangre, es una mediometraje del mexicano Rubén Gámez sobre un guión de Juan Rulfo. El filme considerado experimental, así como un ensayo poético, alude a los mitos ancestrales, coloniales, hispánicos y modernos, que enajena la individualidad del mexicano de ese entonces.

El destacado escritor en el género de realismo mágico también es autor del guión de El gallo de oro (1964), dirigida por Roberto Gavaldón. Fue coescrita junto con Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y el director. El filme cuenta la historia de un pobre pregonero que tras encontrar a un gallo dorado logra ganar una pelea de gallos y enamorarse de la amante del dueño del contrincante de su animal. Participaron con sus actuaciones Ignacio López Tarso, Lucha Villa y Narciso Busquets.Juan Rulfo

De este filme se realizó otra versión en 1986 con el título de El imperio de la fortuna, dirigida por Arturo Ripstein, en la que actuaron Ernesto Gómez Cruz, Blanca Guerra y Alejandro Parodi.

El escritor más leído

A tres décadas de su fallecimiento, diversas generaciones de lectores y escritores no dejan de acercarse a los libros de Juan Rulfo, lo cual se refleja en la continuidad de las diversas publicaciones en español y en otros idiomas.

Ya sea en inglés, francés, alemán, portugués, holandés e italiano, serbocroata, ucraniano, griego y hasta chino, japonés, turco, hebreo y árabe, los títulos de Juan Rulfo ocupan un lugar fundamental en la literatura universal, convirtiéndose en uno de los escritores mexicanos más leídos y estudiados en nuestro país y el extranjero.

El escritor jalisciense alcanzó el reconocimiento a nivel internacional con la publicación del libro de cuentos El llano en llamas y la novela Pedro Páramo, aunque también se reconoce su papel como uno de los maestros de la lente del siglo XX.

De acuerdo con información de la Fundación Juan Rulfo, fue en la década de cuarenta cuando realizó la escritura de sus primeros textos literarios, algunos de ellos publicados en la revista América de la Ciudad de México en 1945, y Pan, editada en Guadalajara.Rulfo

A estos cuentos se sumaron ocho para la edición de 1953 como resultado de su beca en el Centro Mexicano de Escritores. En 1955 publicó dos más en un suplemento cultural, incorporándolos a la colección de El llano en llamas en 1970, que actualmente consta de 17 cuentos: Nos han dado la tierra, La cuesta de las comadres, Es que somos muy pobres, El hombre, En la madrugada, Talpa, Macario, El llano en llamas, ¡Diles que no me maten!, Luvina, La noche que lo dejaron solo, Paso del norte, Acuérdate, No oyes ladrar los perros, El día del derrumbe, La herencia de Matilde Arcángel y Anacleto Morones.

Con la finalidad de cuidar y difundir el legado artístico de Juan Rulfo, en 1996 fue constituida la Fundación Juan Rulfo, la cual tiene bajo su custodia los manuscritos y fotografías originales del autor, cuyo estudio, preservación y clasificación lleva a cabo de manera permanente para permitir su mejor consulta y difusión.

Texto: Rubén Arizmendi

Fotografía: Eikon.com.mx

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest