El Lago de los cisnes, en el Bosque de Chapultepec

El Lago de los cisnes, en el Bosque de Chapultepec

La Compañía Nacional de Danza (CND) celebra la 40 temporada de El lago de los cisnes con funciones del 25 de febrero al 20 de marzo en la isleta del Lago menor del Bosque de Chapultepec, así como la emisión conmemorativa de un boleto del Metro y un billete de la Lotería Nacional para su sorteo del 4 de marzo.

“Nos llena de orgullo y satisfacción colaborar en un espectáculo emblemático en la Ciudad de México. Estamos emocionados y en esta temporada queremos rendirle tributo y homenaje a quienes comenzaron estas temporadas cuando era una verdadera hazaña bailar en estas condiciones que ahora cada vez se han ido mejorando y perfeccionando”, dijo Tihui Gutiérrez, quien ha participado en 37 de las 40 ediciones como bailarina y maestra de la CND.CISNES9 Minutos antes de la función de prensa, destacó que representa un reto bailar al aire libre y no tener el mismo control que ofrece un teatro cerrado.

“Siempre hay imprevistos, desde el clima hasta que se han subido patos al escenario o cuando había cisnes les fascinaba los reflectores y se robaban cámara, pero vale la pena porque la mística y lo único que tiene este espectáculo con el lago, el bosque y hasta el Castillo de Chapultepec, es una experiencia única y no se compara con ningún teatro o escenografía”.

DELEITE VISUAL

Hasta la fecha, la compañía ha presentado aproximadamente mil funciones con este ballet y en 2014 renovó su producción con diversas propuestas, como la proyección digital de un castillo, una pantalla de agua, luces de red en todo el escenario, arreglos musicales, cambios en la estructura dramática, pirotecnia y un colorido vestuario. En cuanto a los desafíos técnicos, Tihui Gutiérrez explicó que las bailarinas que interpretan a los cisnes se enfrentan a movimientos de brazos y espalda extenuantes.

Lago de los cisnes-40 temporada2“Técnicamente es el más puro estilo clásico. Es como salir en una radiografía, no puedes cometer un error porque todo es académico y preciso, cualquier error se nota”.

Consideró que para una bailarina interpretar a Odette u Odile representa un parteaguas en la carrera de clásico, por lo que en esta ocasión además de contar con los primeros bailarines de la compañía, se dará oportunidad de empezar a hacer los papeles principales a jóvenes promesas, como Greta Elizondo.Lago de los cisnes-40 temporada5

Por otro lado, la maestra de la CND señaló que actualmente la dirección de la compañía está a cargo de un consejo artístico conformado por el coordinador nacional de Danza del INBA, Cuauhtémoc Nájera; las maestras Clara Carranco y Diana Angelini, la bailarina Jacqueline López y el primer bailarín Erick Rodríguez.

Los boletos para la 40 temporada de El lago de los cisnes se pueden adquirir en las taquillas del Centro Cultural del Bosque, del Palacio de Bellas Artes y a través del sistema Ticketmaster. Localidades: $200, silla preferente; $185 grada preferente; $160 silla lateral y $146 grada lateral.

Es importante tomar en cuenta que hay que caminar una distancia considerable para arribar a la zona del espectáculo, por lo que se recomienda llegar con 45 minutos de anticipación. La entrada es por la puerta ubicada sobre Paseo de la Reforma esquina con Calzada Gandhi, a un costado del Museo de Arte Moderno.

LA HISTORIA

La primera presentación de El lago de los cisnes (Lebedinoe ozero), en cuatro actos, tuvo lugar en el Teatro Bolshoi de Moscú, el 4 de marzo de 1877. El guión es acreditado a Vladimir Begichev y a Vassily Geltzer; los diseños fueron originales de Karl Valz, Ivan Shanguine y Karl Groppius, y la coreografía tuvo como autor a Wenzel (Julius) Reisinger, de quien muy poco se sabe, a excepción de que era natural de Austria, pasó un tiempo en Praga enseñando ballet y fue maestro en la Escuela del Bolshoi entre los años 1873 y 1878.

El personaje de Odette recayó en esa ocasión sobre Pelagia Karpakova, bailarina que no tenía categoría de principal, pero se cree que por motivos políticos consiguió ser exaltada a un rango más elevado. Sigfrido fue personificado por Stanislav Gillert.Lago de los cisnes-40 temporada7

Tchaikovsky nunca antes había escrito música para ballet, a pesar de tener en su haber infinidad de maravillosas composiciones (que incluyen tres ballets, seis sinfonías, diez óperas, tres conciertos de piano y uno de violín, música incidental para distintas obras teatrales y un número considerable de canciones y piezas para piano).

Según escribiera a su amigo Nikolai Rimsky-Korsakov, Tchaikovsky aceptó el proyecto de componer la música del ballet, porque “necesitaba dinero, y hacía tiempo que deseaba tratar de componer música de ese tipo”.

La partitura, que no estuvo completa hasta después de comenzados los ensayos (que durarían once meses), deleitó en principio a todos los que la escucharon, pero el entusiasmo no fue de larga duración. CISNES13

El estreno resultó un fracaso, según varias opiniones, incluyendo las de los críticos; No obstante, la obra subió a escena cuarenta y una veces, y años más tarde, en 1880 y 1882, el coreógrafo belga Joseph Peter Hansen idearía sendas nuevas producciones.

El compositor, por su parte, debido al poco interés que su composición despertara, volvió la espalda a la danza y no escribiría más música para ballet hasta 1890, cuando La bella durmiente del bosque subió a la escena del Teatro Mariinsky, en San Petersburgo, con coreografía del francés Marius Petipa, que llevaba muchos años como director y coreógrafo principal del Ballet Imperial Ruso.

CISNESDos años más tarde, en 1892, Tchaikovsky compuso su último ballet, Cascanueces, de cuya coreografía, por enfermedad de Petipa, fue responsable su ayudante, Lev Ivanov. Los éxitos apoteósicos de ambas obras fueron instantáneos, ocupando un lugar importante en la historia de la danza clásica desde entonces.

 

 

Texto: Rubén Arizmendi

Fotografía: Claudia Gutiérrez y Carolina Valdivia/Eikon.com.mx

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest