La piñata, tradición que se resiste a desaparecer

La piñata, tradición que se resiste a desaparecer

Comercios de la Ciudad de México ofertan piñatas durante la época decembrina; sin embargo, su elaboración ha cambiado con tiempo y  en la actualidad mucha gente desconoce el significado de las piñatas y su exacta fabricación conforme a la tradición.

Piñatas-compras

Foto: Claudia Gutiérrez

De acuerdo con la costumbre, las piñatas de Siete Picos, por ejemplo, que se elaboran con una olla de barro cubierta con papel de china o papel de colores brillantes. Este material es alusivo al demonio, pues suele presentar al mal como algo llamativo para que cautive al hombre y ceda a la tentación. La piñata de Estrella con siete picos representa los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.

Actualmente 75 por ciento de las piñatas son hechas con cartón, aunque pocas son de barro, lo que lentamente ha propiciado que se pierda la tradición de celebrar las posadas con piñatas de barro para dar paso a las de personajes de cómics, caricaturas y superhéroes, entre otras. No obstante, esta tradición se resiste a desaparecer gracias a los artesanos que las elaboran.

navidad10

Foto: Carolina Valdivia

La piñata es de origen Chino, fue el explorador Marco Polo quien la introduce a Italia, y cuando la tradición llegó a Europa, pasó de ser un Mito Pagano a ser Cristiano. Por las fuertes creencias la piñata se usaba en la Cuaresma que se le llamaba “Domingo de Piñata”.

En la época prehispánica, los mayas tenían su juego en la que trataban de romper con los ojos vendados una olla de barro llena de chocolate, la cual se meneaba de una cuerda.

Como una ofrenda a Huitzilopochtli, el dios del sol y de la guerra, México regaló al mundo las piñatas, ollas de barro decoradas de múltiples colores y llenas de dulces, fruta, sorpresas y sobre todo de mucha alegría.

Pegarle a la piñata con los ojos vendados representa la fe, virtud que permite creer sin tener que ver. El palo con el que se le pega a la piñata representa a la fuerza de la virtud que rompe con los falsos y engañosos deleites del mundo.

Se dice que con la ayuda de Dios se destruye al mal y así se descubren los frutos que hay dentro de la piñata, que representan las gracias de Dios. El relleno de la piñata es símbolo del amor de Dios, porque al romper con el mal se obtienen los bienes anhelados.

Piñatas02

Foto: Kevin Nuñez

Se espera que para fin de año los precios de las piñatas de estrellas de tamaños considerables bajen sus precios, pues de lo contrario quedarán rezagadas; por ello, se invita a quienes puedan comprar una, mantengan viva la tradición, inculcando a las nuevas generaciones el significado de la misma para que no se pierda y siga trascendiendo. Por lo pronto, hay que seguir exclamando: ¡dale, dale y dale, no pierdas el tino!

POSADA Y PRECIO

Por otro lado, las tradicionales posadas también han ido desapareciendo con el paso del tiempo ante la alza de precios en las piñatas y la fruta, además de que las de barro han sido prácticamente sustituidas por las de cartón.

Piñatas03

Foto: Kevin Nuñez

El disparo de precios que en cada temporada decembrina sufren estos productos provoca que la añeja costumbre de las posadas sea menos, aunado a esto es que miles de familias no cuentan con dinero y muchas de las veces ni para la cena de Nochebuena.

La falta de dinero afecta severamente también a los comerciantes que se dedican a vender piñatas, pues el año pasado se vendieron aproximadamente siete mil, predominando las de cartón.

Además, otro problema es que la juventud actual ya no lleva la tradición de pedir posada, ahora para ellos es realizar una reunión en donde bailan, conviven y eso para ellos es una posada.

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest