Los “recuerditos” del Papa

Los “recuerditos” del Papa

El Papa Francisco pistará suelo mexicano el 12 de febrero, por lo que no sólo se hacen los preparativos para recibirlo, sino que miles de comerciantes se preparan para hacer su “agosto” con la venta de diversos objetos alusivos al evento.

Trabajadores de la delegación Álvaro Obregón, donde se ubica la representación del Vaticano en México, comenzaron a remozar la avenida Insurgentes, la vialidad por la que el Papa recorrerá 32 kilómetros para convivir con los capitalinos.

En tanto, más de dos mil empleados realizan trabajos de mejoramiento en el entorno de la Basílica de Guadalupe con el fin de garantizar la seguridad de más de un millón de personas que se estima lleguen el sábado 13 de febrero para saludar a Francisco.

La delegación Álvaro Obregón anunció que no se tolerará el ambulante en la zona, pues existen tres plazas comerciales donde desde principios de 2016 ya se ofrecen souvenirs católicos con motivo de la visita del Santo Padre.

Estampas y cuadros con la imagen del primer jerarca de la Iglesia de origen latinoamericano, los preferidos.

Artículos católicos ya son un festín de gente que se mueve entre relicarios, cálices, incensarios, rosarios, lavatorios.

Por lo pronto los provedores no se dan abasto para llevar diversos artículos relacionados con Francisco, pero la fe no es fácil: la gente todavía quiere cosas de Juan Pablo II.

En las tiendas oficiales, que se ubican en distintos puntos de La Villa, se  venden calendarios a 20 pesos que señalan, en el mes de febrero, las fechas de los eventos papales; litografías de entre 40 y 60 pesos, y pinturas hechas en tela con la imagen del Jefe de la Iglesia católica, acompañado por la Virgen, cuyo precio es de 115 pesos. Se espera que estos precios aumenten la semana en que visite el Papa el país.

Además, la visita del Papa Francisco a México no sólo renovará la fe de los fieles católicos, también impulsará los ingresos de hoteles, restaurantes y comercios.

Con base en las previsiones de cámaras empresariales estatales y federales, así como de los gobiernos de las entidades donde estará Jorge Mario Bergoglio, los seis días en que estará el Papa dejarán una derrama económica de alrededor de dos mil 500 millones de pesos.

Para las poblaciones que visita Francisco, la derrama será extraordinaria y se trata de un flujo de efectivo comparable al que se generaría en cuatro fines de semana largos, o bien, hasta en toda una temporada alta de diciembre, coincidieron los participantes del sector.

Miguel Ángel Torruco, secretario de Turismo del Gobierno del Distrito Federal, estimó que la estancia del llamado “Sumo Pontífice” en la capital del país, atraerá a dos millones 200 mil visitantes.

“Se detonará una derrama económica de 870 millones de pesos y además la visita del máximo jerarca de la Iglesia Católica coloca a la metrópoli en el ‘escaparate’ mundial para mostrar a los fieles las diversas manifestaciones de arte sacro y arquitectura en nuestro patrimonio cultural”, destacó.

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest