No es Made In China

No es Made In China

 

No es Made In China

Texto y Fotografía: Quetzalli Blanco

Noesmadeinchina1
A pesar de ser meramente mexicanas, algunas de las artesanías que se venden en los parajes de Chapultepec, son importadas, collares, pulseras, ropa o réplicas han sido desde hace ya algunos años, adquiridas por los comerciantes de la misma forma que se compran por mayoreo las banderas para el 15 de septiembre o las imágenes de la Virgen de Guadalupe, es decir, son productos adquiridos con el sello “Made In China”

Noesmadeinchina4

Por más baratos, aunque con  menos calidad, son más vendibles, ya que mexicanos y turistas prefieren lo extranjero antes que lo hecho en México a pesar de tener la misma intención, ésta es una de las dificultades que comerciantes como Marco enfrentan día con día, pues son pocos los que como él que venden su propia mercancía, hecha en talleres improvisados en casa o en las azoteas de los edificios de condominios.

Marco inició como comerciante desde pequeño, él creció entre vendimias y turistas, entre cajas de collares, tubos y productos de arcilla hechas por su propia familia, pues viene de un legado de artesanos que inició con la vendimia a las afueras del Museo de Antropología hace más de 40 años con su abuela materna.

Noesmadeinchina3

El día inicia para Marco a las 5 de la mañana cuando sale a hacer un poco de ejercicio antes de preparar la camioneta que llevará desde su casa en Santa Martha Acatitla la mercancía para su puesto de dos metros y medio por dos que tiene que estar listo antes de las 10:30 am, hora en la que por acuerdo común, los comerciantes de Chapultepec inician con su trabajo.

 

Pero la vida como comerciante no es sencilla y menos sí se es productor de artesanías como Marco, pues aunque parece tarea fácil, la competencia con “lo chino” cada vez es mayor, hacer las figuras de arcilla, de yeso o de barro con sus propios moldes, crear cosas nuevas para que la venta sea mayor, o simplemente salir corriendo del puestecito a conseguir quién compre las figuras que tardan varios días en hacerse, para venderlas a 10 pesos.

Noesmadeinchina7

“Lo más difícil de esta chamba son las envidias, uno puede llegar con algo nuevo, y si se ve que se vende, o te lo roban, o te quitan la idea, o de plano, un día llegas y tu merca ya no está. Aquí nada es seguro, mi puesto me lo robaron dos veces con masomenos un poquito más de 20 mil pesos de pura mercancía en su mayoría que hacemos en mi casa, lo más gacho es que sé quién fue, pero aun más gacho es que es mi vecina de comercio y para colmo también es mi tía”

Noesmadeinchina11

 

Marco comenta que hasta hace algunos años, el gremioNoesmadeinchina9 comerciante de las afueras del Museo de Antropología era muy unido, se hacían fiestas o comidas en donde todos aportaban parte de sus ganancias, entre todos se cuidaban y nadie se metía con nadie, pero ahora, la situación ha cambiado, “hay que pagar para poder salir a vender a los grupos de escuela, si quieres enfrente de tu puesto, tienes que pagar el permiso, si quieres vender en las escaleras, hay que pagar el permiso y así para cada zona”.

 

Noesmadeinchina6

Noesmadeinchina16

Las buenas ventas son con los grupos escolares que llegan de excursiones, “los chavitos quieren gastarse su dinero y pues ahí es cuando me aplico y les vendo las piezas, finalmente son 10 varitos”, las cajas de figuras contienen al menos 80 figuras que si es bueno el día por lo menos una caja si se vende, “pero también vienen los grupos de turistas extranjeros, y esos son más difíciles de vender porque sus guías siempre les dicen que nos regateen, y si una cosa la vendemos  a 10 pesos, esos quieren pagar 5, y si uno no le baja, pues tampoco lo compran, lo que no saben es que esto que yo vendo, lo hago con mis propias manos, aunque hay días en que no sale nada, y te estás aquí sentado y aburrido porque nomás no hay a quién venderle”

Noesmadeinchina15  Noesmadeinchina17    Noesmadeinchina19

 

Noesmadeinchina12
Como Marco, son pocos, él se lleva los moldes a su puesto para trabajar con arcilla, en lugar de comprar en la Lagunilla, en el mercado de Sonora o de Balderas, también una carpeta en donde hace dibujos y bocetos de sus figuras, pues además de ser comerciante, es artista y cantante de rap y hip hop, con lo que gana debe mantener el puesto, el taller y a su nena de 9 años.

 

Así, es la vida cuando no es Made In China.

 

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest