Obama y Castro, histórico encuentro

Obama y Castro, histórico encuentro

Cuba está lista para recibir el domingo 19 de marzo al presidente estadounidense, Barack Obama, visita considerada como un paso simbólico e histórico en el acercamiento entre los dos viejos enemigos de la Guerra Fría.
En punto de las tres de la tarde (hora de México) arribará Obama al aeropuerto “José Martí”; el lunes se reunirá con su homólogo Raúl Castro, por lo que será el primer presidente en activo que pisará Cuba desde 1928, cuando el republicano Calvin Coolidge asistió en La Habana a una cumbre regional, y el único que hasta ahora lo ha hecho desde el triunfo de la revolución castrista en 1959, fecha que abrió el largo diferendo entre La Habana y Washington.
HABANA CUBA 19MARZO2016. Los cubanos preparan la capital para la vista de Barack Obama a la Isla, acrteles y obras de pavimentacion pintan la fachadas, Un ambiente de festividad en los rostros algunos visten los colores nortemaricanos. Foto: Mario Basilio/Eikon.com.mx
Obama se convierte así en el primer presidente estadounidense en pisar suelo cubano en 88 años. Acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Sasha y Malia y su suegra, Marian Robinson, el demócrata se dirigirá inmediatamente a la embajada estadounidense tras pisar suelo cubano.
Posteriormente, Obama y su esposa pasearán por La Habana Vieja y visitarán la catedral, donde les recibirá el cardenal Jaime Ortega. Su agenda oficial comenzará el lunes.
Obama asistirá después a una conferencia con cubanos que trabajan en el aciente sector privado de la isla y empresarios estadounidenses, y cerrará la jornada con una cena de Estado.
Uno de los momentos más esperado en Cuba, llegará el martes cuando Obama dé un discurso televisado en el que hablará directamente al pueblo cubano y “dejará claro que EE UU no va a promover un cambio de régimen en la isla”, según el asesor adjunto de seguridad nacional, Ben Rhodes.
Cuba no quiere que la tomen por sorpresa. Las calles céntricas fueron reasfaltadas, cuadrillas de obreros pintaron las fachadas de edificios importantes, se pusieron plantas en las macetas y se remarcó el borde de las aceras del Malecón con pintura blanca y negra, lugares por donde se espera que pase la comitiva presidencial.
Quince meses después de anunciar del restablecimiento de relaciones con Cuba y pasados ocho desde la reapertura de embajadas, Obama llega a una isla que sigue siendo comunista, aunque en proceso de “actualización” económica y social, y donde EU ha dejado de ser el “enemigo” para convertirse en un vecino con el que se ha abierto una nueva etapa.
Aunque Obama y el presidente Raúl Castro ya se han visto antes en tres ocasiones, el próximo lunes los verán juntos en Cuba, en concreto en el Palacio de la Revolución, ubicado en la emblemática plaza presidida por el monumento al prócer independentista José Martí y la icónica efigie del Che Guevara, escenario de innumerables y largos discursos de Fidel Castro fustigando al imperialismo yanqui.
Uno de los platos fuertes de la visita será la conferencia que Obama pronunciará el martes, día en que acabará su visita, en el Gran Teatro de La Habana dirigida al pueblo cubano y que será retransmitida en vivo por la televisión estatal de la isla

La visita de Obama será un acontecimiento trascendental y cargado de simbolismo para sellar una nueva etapa de relaciones que los cubanos valoran en general positivamente, ansiosos de que se traduzca en mejoras en su difícil vida cotidiana y entre expectantes y escépticos sobre lo que pasará con el embargo económico, o el “bloqueo”, que ha condicionado la vida de varias generaciones.
Por su parte, la disidencia interna de la isla, algunos de cuyos representantes se reunirán con Obama el martes, recibe la visita con división de opiniones ante los efectos de la nueva política de EU hacia Cuba y entre denuncias de un aumento de la represión y detenciones por motivos políticos en los últimos días.
Como parte de los preparativos del viaje, el viceasesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Benjamin  Rhodes, realizó el pasado jueves una visita oficial a Cuba donde se reunió con funcionarios del país anfitrión para verificar los detalles del evento, según informaron hoy diversas fuentes oficiales.
Obama será “muy franco” con Castro “sobre las áreas en las que hay desacuerdo”, incluidos “los derechos humanos”, según aseguró Ben Rhodes.
Ambos mandatarios abordarán los avances en la relación y las posibilidades de cooperación económica, además de temas regionales como las negociaciones de paz que el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen en Cuba.
Granma, el diario oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC, único), anuncia la llegada de Obama. En páginas interiores el diario publica una breve biografía del presidente donde dice: “Su historia es una historia estadounidense -los valores del corazón de Estados Unidos, una educación en el seno de una familia de clase media, la dedicación al estudio y al trabajo para salir adelante, y la convicción de que una vida con tantas bendiciones debía vivirse para servir al prójimo”.
Debido a esta visita, La Habana ha implementado una serie de acciones que incluye los arreglos en el estadio Latinoamericano, las reparaciones a las calles por donde transitará la caravana del mandatario y el retiro de los mendigos de las calles.
No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest