Santa Claus espera a niños y niñas para convivir

Santa Claus espera a niños y niñas para convivir

Las niñas y niños que realmente se portaron bien durante el año y, sobre todo, sacaron buenas calificaciones, podrán ser premiados tomándose la “foto oficial” con Santa Claus, quien desde el Polo Norte llegó a la ciudad de México para sacar una sonrisa a los peques y recibir sus cartas en las que piden algún regalo.SANTA1

En los grandes centros comerciables existen locales acondicionados con toda la parafernalia para que, junto con los duendes y renos, Santa los reciba con un abrazo enorme y un pago simbólico que puede llegar a los 500 pesos.

Por fortuna existen lugares más accesibles y a precios módicos, como por ejemplo las inmediaciones de la delegación Cuauhtémoc, pues por alguna razón los Santas no eran bienvenidos en sitios como La Alameda Central o el Monumento a la Revolución (quizá porque los renos ensuciaban en lugar). Este año también llegó Santa en su trineo a Buenavista.SANTA2

Ante la remodelación de la Alameda Central, la ocupación del Monumento a la Revolución por parte de integrantes de la CNTE y el descontento de los vecinos de la calle Valerio Trujano, la verbena decembrina se instaló en las inmediaciones de las oficinas de la delegación Cuauhtémoc, indicó Fernando Mancera, director de Mercados y Vía Pública de la citada jurisdicción.

SANTA3Se trata de 180 puestos de comida típica y juegos mecánicos distribuidos en la Avenida Buenavista desde Puente de Alvarado hasta la calle J. Meneses, también en la Calle Ferrocarrileros y su continuación, Mina, así como en la Avenida Luis Donaldo Colosio.  De acuerdo con el reporte oficial de la delegación, se espera que asistan entre cinco mil y siete mil personas para los días 24 y 25 de diciembre, en tanto que para el 5 y 6 de enero entre 10 mil y 15 mil  personas.  Habrá presencia de elementos de Seguridad Pública y de Protección Civil para resguardar la integridad de los visitantes. Posterior a la Navidad, Santa cede el espacio a los Reyes Magos.

Texto: Rubén Arizmendi

Fotografía: Kevin Núñez

 

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest